Tuesday, March 18, 2014

Anotaciones sueltas sobre traducción: sistemas de cortesía

Las diferentes lenguas tienen distintos sistemas de cortesía. En inglés se utiliza please para suavizar una orden ("please call Consultant Support", por ejemplo), porque no existe un pronombre (ni conjugaciones) que expresen respeto, el cual se muestra con otros mecanismos. En español, en cambio, tenemos un pronombre específico para ello: usted. Al decir "llame al Departamento de Atención a Clientes", por ejemplo, entendemos que es una invitación. ¡Ningún lector va a sentir que le estamos dando una orden de forma grosera! El modo imperativo en español puede utilizarse para hacer invitaciones. El uso constante de por favor para traducir ese please es tedioso en nuestra lengua.

De hecho, esto puede ser una violación a los actos del habla (Austin y Searle). En resumen, esta teoría afirma que con la lengua no sólo describimos el mundo, sino que también realizamos acciones. Por ejemplo, al decir "yo te bautizo con el nombre de José Agustín VI", no estoy describiendo nada, sino que doy nombre a una persona.

Pues bien, en ese caso habrá que analizar si al decir "por favor llame al Departamento de Atención a Clientes", el acto que realizamos es una petición o una invitación. ¿Acaso estamos pidiéndole un favor al lector?

2 comments:

Bugalú Peniche said...

¡Ahora entiendo mi incomodidad ante ese "por favor"! Gracias, maestra Videgray.

Mariposa said...

No sé cuál sea el término, pero me parece que hay un choque semántico. ¡Porque no le estamos pidiendo nada a nuestro interlocutor! Imagínate que vas a comprar algo por internet. Al final, el formulario dice: "Please send your money to XX". Si eso lo traducimos por "Por favor envíe su dinero a XX", parece que le estamos pidiendo dinero al lector. ¡Y no! Lo estamos invitando a que pague si quiere. Tengo que pensar en ejemplos más claros.